Latest Entries »

Anatomía del carpo

Descripción ósea anatomica y caras articulares de los huesos del carpo.

Anatomía descriptiva ósea en imagenes.

HOMBRO o cintura escapular

Los huesos del hombro son la clavícula, el omoplato o escápula y el humero.

Clavícula

Hueso largo, par, colocado transversalmente entre el manubrio del esternón y el omoplato. Tiene la forma de una S alargada. Se distinguen dos caras, dos bordes y dos extremos.

En la cara superior se insertan, por dentro el fascículo clavicular del esternocleidomastoideo y por fuera, el deltoides y el trapecio. En la cara inferior se insertan el músculo subclavio y el pectoral mayor. En esta cara también se encuentra el agujero nutricio y las tuberosidades coroidea y costal para la inserción de los ligamentos coracoclavicular y costoclavicular, respectivamente.

El extremo interno termina junto al esternón en una carilla articular que se articula con la escotadura clavicular del esternón. El extremo externo o acromial termina por una carilla que se articula con el acromion.

 Omóplato o escápula

Hueso par, aplastado y delgado de forma triangular que presenta dos caras (anterior y posterior), tres bordes y tres ángulos

CARAS

Cara dorsal: La cara posterior o dorsal, es convexa y muestra una gran eminencia que se destaca casi en ángulo recto de la superficie de la escápula, dirigiéndose oblicuamente hacia atrás, arriba y afuera: es la llamada espina de la escápula. Ocupa toda la anchura del hueso, y mientras que por dentro se confunde con el borde vertebral de la escápula, por fuera se prolonga en una apófisis muy saliente conocida con el nombre de acromion.

Aplanada de arriba abajo y de forma triangular, la espina propiamente dicha, muestra:

  • un borde anterior, que forma cuerpo con el hueso;
  • un borde externo, cóncavo y obtuso, que mira hacia la articulación escapulohumeral;
  • un borde posterior, ancho y rugoso, colocado casi inmediatamente debajo de la piel y que presta inserción, por su labio superior, al músculo trapecio, y por su labio inferior al músculo deltoides; este borde posterior se ensancha en su extremidad interna, formando el trígono, que paulatinamente se confunde con el borde espinal del hueso.

En el acromion se distinguen:

  • una cara superior, sembrada de agujeros vasculares, que está directamente debajo de la piel;
  • una cara inferior, cóncava, que cubre por encima la articulación del hombro;
  • un borde externo y rugoso, en el cual vienen a insertarse los fascículos medios del deltoides;
  • un borde interno, más delgado, en el cual se dibuja una pequeña cara oval, cuyo diámetro mayor es anteroposterior, destinada a articularse con la clavícula;
  • un extremo externo, en el cual se inserta el ligamento acromiocoracoideo.

La espina escapular, divide la cara dorsal de la escápula en dos porciones muy desiguales:

  • una parte más pequeña que está por arriba y que con la cara superior de la espina contribuye a formar la fosa supraespinosa, donde se inserta el supraespinoso,
  • otra más grande, que está situada por debajo y que con la cara inferior de la misma espina constituye la fosa infraespinosa, ocupada con el músculo infraespinoso.

La fosa infraespinosa, por el lado del borde externo o axilar, está limitada por una cresta longitudinal a cuyos lados se insertan el redondo menor, y por abajo, el redondo mayor y el infraespinoso.

Las dos fosas supra- e infraespinosa comunican extensamente entre sí, en su parte externa por un canal vertical, que se encuentra entre el borde externo de la espina y el borde posterior de la cavidad glenoidea.

Cara ventral: la cara anterior o ventral  está profundamente excavada por la fosa subescapular. Está ocupada por el músculo subescapular y presenta dos o tres crestas oblicuamente ascendentes para la inserción de este músculo. A lo largo del borde vertebral se observan varias superficies triangulares destinadas a la inserción de los fascículos del serrato anterior.

Por el lado del borde externo, la cara ventral de la escápula está limitada, como la cara posterior, por una cresta longitudinal, generalmente redondeada y roma y por un canal que lleva la misma dirección y tiene idéntica extensión. Este canal presta inserción a los fascículos externos o axilares del músculo subescapular.

 BORDES

De los tres bordes de la escápula, uno mira hacia dentro (borde vertebral), el segundo hacia fuera (borde axilar) y el tercero hacia arriba ( borde superior)

Borde vertebral: el borde interno (vertebral o espinal), sensiblemente rectilíneo en sus tres cuartas partes inferiores, se incurva un poco hacia fuera a partir del punto en que se une con la espina. Consta de dos porciones, formando una con la otra un ángulo más o menos obtuso. En su labio posterior se insertan el supraespinoso y el infraespinoso. En su labio anterior se inserta el serrato mayor. Su intersticio presta inserción, por arriba, al músculo angular, y en el resto de su extensión, al músculo romboides.

Borde superior: el borde superior o cervical es delgado y cortante; termina por fuera por una pequeña escotadura, la escotadura coracoidea por donde pasa el nervio supraescapular. El músculo omohioideo empieza en este borde inmediatamente por detrás y por dentro de esta escotadura.

Borde externo: El borde externo o axilar, delgado, termina por arriba por una pequeña cara triangular rugosa, la tuberosidad infraglenoidea, por debajo de la cual se inserta la porción larga del tríceps braquial.

ANGULOS

Los tres ángulos del omóplato se distinguen, según su situación, en superior, inferior y anterior o articular.

Ángulo superior: el ángulo superior, formado por la convergencia del borde vertebral con el borde cervical, es aproximadamente recto. Su forma y desarrollo dependen del volumen del músculo angular, que en él toma sus inserciones.

Ángulo inferior: el ángulo inferior, formado por la convergencia del borde vertebral con el axilar, es redondeado y presta inserción al subescapular, al redondo mayor, a los fascículos del serrato mayor.

Ángulo articular: el ángulo articular (o interno) recibe este nombre por mostrar una extensa superficie articular, llamada cavidad glenoidea. Esta cavidad tiene la forma de un óvalo cuyo diámetro mayor es vertical y el extremo grueso está dirigido hacia abajo; mira oblicuamente hacia fuera, adelante y arriba. En estado fresco está rodeada de un rodete fibrocartilaginoso que aumenta su profundidad.

La cavidad glenoidea está unida al cuerpo del omóplato por una porción ósea más o menos estrecha, el cuello de la escápula. Del espacio comprendido entre el extremo superior de la cavidad glenoidea y la escotadura coracoidea, se desprende una gran apófisis, la apófisis coracoides (en forma de pico de cuervo). Esta apófisis se dirige primeramente hacia arriba y adelante; luego, cambia bruscamente en dirección, y entonces sigue casi horizontalmente hacia fuera.

Consta de las partes siguientes:

  • una base, ancha que forma cuerpo con el hueso;
  • un vértice, obtuso y redondeado, en el cual se inserta el tendón común a la porción corta del bíceps y el coracobraquial ;
  • una cara superior, que presenta en su parte más posterior una serie de rugosidades para las inserciones de los ligamentos coracoclaviculares ;
  • una cara inferior, que mira a la articulación y está sembrada de pequeños agujeros vasculares ;
  • un borde externo, que presta inserción al ligamento acromiocoracoideo;
  • un borde interno, al cual viene a fijarse la inserción del pectoral menor y a veces la del músculo subclavio.

INSERCIONES MUSCULARES

La escápula presta inserción a diecisiete músculos:

En su cara posterior :

  • el supraespinoso
  • el infraespinoso
  • el redondo mayor
  • el redondo menor
  • En la espina y en el acromion:
  • el trapecio
  • el deltoides

En la cara anterior:

  • el subescapular
  • el serrato mayor
  • En el borde espinal:
  • el serrato mayor
  • los romboides mayor y menor
  • el angular

En el borde superior:

  • el omohioideo

En el borde axilar:

  • la porción larga del tríceps braquial o tríceps largo

En el ángulo externo:

  • la porción larga del bíceps braquial o bíceps largo

En la apófisis coracoides:

  • la porción corta del bíceps braquial o bíceps corto
  • el coracobraquial
  • el pectoral menor y a veces el subclavio

En el ángulo inferior:

  • el romboides 

BRAZO

El esqueleto del brazo consta de un sólo hueso: el húmero, un hueso largo, par, no simétrico que ofrece un cuerpo y dos extremos.

Diáfisis

El cuerpo es casi rectilíneo, algo retorcido sobre su eje, con un canal llamado canal de torsión o canal radial. Irregularmente cilíndrico en su parte superior, en su mitad inferior adopta la forma de un prisma triangular

Se consideran en él tres caras y tres bordes:

CARAS

Cara externa: la cara externa presenta, en su parte superior, una doble cresta rugosa en forma de V de vértice inferior, la impresión deltoidea, destinada a prestar inserción al músculo deltoides y por su labio inferior al músculo braquial anterior. Por debajo se encuentran las inserciones del braquial anterior.

Cara interna: la cara interna presenta generalmente en su parte media el conducto nutricio del hueso. Por encima del mismo se observa una superficie rugosa, destinada a la inserción inferior del músculo coracobraquial. Por encima, en el tercio medio, la cara interna del humero está en relación con los tendones del dorsal ancho y del redondo mayor. Enfrente de estos dos tendones, se observa un canal profundo denominado canal bicipital. Por debajo de la inserción del coracobraquial se insertan los fascículos internos del braquial anterior.

Cara posterior: en la parte situada por encima del canal de torsión se inserta la porción media del tríceps o músculo vasto externo. En la parte situada por debajo se inserta la porción menor del mismo músculo o vasto interno. Por entre los dos vastos corren la arteria humeral profunda y el nervio radial

BORDES

Borde anterior: el borde anterior, o línea áspera, rugoso por arriba, en donde se confunde con el labio externo de la corredera bicipital, se convierte en obtuso y redondeado en su parte inferior. Por abajo se bifurca para comprender entre sus dos ramas terminales la cavidad coronoides.

Bordes interno y externo: los bordes interno y externo son tanto más acentuados cuanto más se aproximan a la extremidad inferior del hueso. Uno y otro prestan inserción a las aponeurosis que separan los músculos anteriores del brazo de los músculos posteriores.

Epífisis

Extremo superior: la parte superior, una superficie articular redondeada y lisa se denomina cabeza. La porción rugosa y más o menos estrecha que limita el perímetro de la cabeza humeral recibe el nombre de cuello anatómico.

Por fuera de la mitad superior del cuello anatómico se distinguen dos eminencias: la más pequeña situada en la parte anterior, lleva el nombre de troquín y presta inserción al músculo subescapular; la más voluminosa, se llama troquiter. Esta presenta en su parte posterosuperior tres carillas donde se insertan el tendón del supraespinoso, y los músculos infraespinoso y redondo menor. Entre el troquín y el troquiter existe un canal de dirección vertical, destinado a alojar el tendón de la porción larga del bíceps, llamado canal o corredera bicipital.

Se da el nombre de cuello quirúrgico, en oposición al cuello anatómico, a la porción del húmero que une el cuerpo del hueso a su extremidad superior. Se sitúa inmediatamente por debajo del troquín y del troquiter.

Extremo inferior: el húmero en su extremo inferior se aplana de delante hacia atrás, al mismo tiempo que se ensancha transversalmente: destinado a articularse con el antebrazo, este extremo inferior presenta una superficie articular y, a cada lado de esta superficie articular y un poco por encima de ella, dos eminencias voluminosas, las eminencias supraarticulares, la epitróclea y el epicóndilo .

La superficie articular está en relación a la vez con el radio y con el cúbito, muestra las siguientes partes; el cóndilo del húmero, que corresponde a la cúpula del radio, la tróclea humeral (con sus dos bordes y la garganta) y el canal condilotroclear.

Inserciones musculares

Se insertan en el humero 25 músculos:

Epífisis superior:

  • Troquiter
  • Supraespinoso
  • Infraespinoso
  • Redondo mayor
  • Troquín
  • Subescapular

Diáfisis:

 Cara interna.

  • Dorsal ancho
  • Redondo mayor
  • Coracobraquial
  • Braquial anterior
  • Cara externa
  • Deltoides
  • Braquial anterior

Cara posterior

  • Vasto interno del tríceps
  • Vasto externo del tríceps
  • Borde anterior
  • Pectoral mayor
  • Braquial anterior

Borde interno

  • Braquial anterior
  • Coracobraquial
  • Vasto interno

Borde externo

  • Braquial anterior
  • Vasto interno
  • Vasto externo
  • Supinador largo
  • Primer radial externo

Epífisis  inferior

Epitróclea

  • Pronador redondo
  • Palmar mayor
  • Palmar menor
  • Flexor superficial
  • Flexor profundo
  • Cubital anterior
  • Epicóndilo
  • Segundo radial externo
  • Extensor común de los dedos
  • Supinador corto
  • Extensor propio del meñique
  • Cubital posterior
  • Ancóneo

ANTEBRAZO

El esqueleto del antebrazo está formado por dos huesos longitudinalmente más o menos paralelos. El más interno recibe el nombre de cúbito, mientras que el externo se denomina radio.

CUBITO

Situado en la parte interna del antebrazo, el cúbito es un hueso largo, par y no simétrico, ligeramente inclinado de abajo arriba y de fuera a dentro. Como en todos los huesos largos, se consideran un cuerpo y dos extremos.

Diáfisis

El cuerpo del cúbito disminuye progresivamente de volumen a medida que se aproxima al carpo. Es prismático triangular, con tres caras y tres bordes:

Caras

a)      Cara anterior: muestra un canal en sus tres cuartos superiores, en donde se inserta el músculo flexor profundo de los dedos. En su parte inferior, aplanada o ligeramente convexa, se inserta el extremo interno del músculo pronador cuadrado. En esta cara se encuentra el agujero nutricio del hueso, que se dirige hacia el codo.

b)      Cara posterior: en la parte más alta, se observa una superficie triangular, más o menos rugosa, para la inserción inferior del músculo ancóneo; está limitada por abajo por una línea, que se dirige oblicua mente hacia abajo, atrás y afuera. Por debajo de esta línea, la cara posterior se halla dividida por una cresta longitudinal en dos partes, una parte interna, cubierta por el músculo cubital posterior y una externa en la que se insertan algunos fascículos del supinador corto y más abajo los cuatro músculos profundos del antebrazo.

c)       Cara interna: en su parte superior está cubierta por el flexor común de los dedos, mientras que en la parte inferior está cubierta sólo por la aponeurosis y la piel.

Bordes

a)      Borde anterior: en él se insertan por arriba el músculo flexor de los dedos y por abajo el pronador cuadrado.

b)      Borde posterior: el borde posterior, nace arriba por dos ramas divergentes que descienden del olécranon. Por arriba este borde presta inserción al flexor profundo de los dedos y al cubital anterior, y en su tercio medio al músculo cubital posterior.

c)        Borde externo (o interóseo); en su parte más superior este borde se bifurca para dirigirse a la vez hacia los dos extremos de la pequeña cavidad sigmoidea. En la región triangular resultante se insertan los fascículos inferiores del músculo supinador corto.

Epífisis superior

Desde su cara anterior, se observa una extensa cavidad articular, en forma de media luna, la cavidad sigmoidea mayor del cúbito, en la que se articula con la tróclea humeral. Esta cavidad muestra una prominencia central y dos carillas laterales.

Olécranon y apófisis coronoides: la parte superior del cúbito está formada por dos apófisis voluminosas: una posterior, el olécranon y la otra anterior, la apófisis coronoides. El olécranon tiene una forma de prisma de base cuadrangular, con varias regiones: la base, el vértice con forma de pico, la cara anterior articular formando parte de la cavidad sigmoidea mayor, la cara posterior, en la que se inserta el tríceps, la cara interna donde se inserta un fascículo del ligamento del codo y la cara externa donde se inserta el ancóneo. La apófisis coronoides tiene, igualmente, seis regiones: la base, el vértice o pico de la apófisis coronoides, la cara inferior en donse se inserta el braquial anterior, la cara superior formando parte de la cavidad sigmoidea mayor, el borde interno en donde se inserta el ligamento lateral interno de la articulación del codo y el borde externo. En la base de la apófisis coronoides se observa un tubérculo rugoso, el tubérculo subcoronoideo, destinado a la inserción de la cuerda ligamentosa de Weitbrecht.

Entre la apófisis coronoide y el olécranon se extiende la cavidad sigmoidea menor del cúbito en la que se aloja la cúpula del radio.

Epífisis inferior

El cúbito finaliza por un pequeño engrosamiento llamado de cabeza del cúbito, articular en en su parte externa, punto en que se corresponde con la cavidad sigmoidea del radio y en su parte inferior donde se corresponde con el piramidal.

Por dentro y un poco por detrás de la cabeza existe una apófisis cilíndrica llamada apófisis estiloides del cúbito en donde se insertan el ligamento interno de la articulación de la muñeca. Entre la cabeza y la apófisis se encuentra el canal para el paso del tendón del cubital posterior.

Inserciones musculares

Quince músculos, que pertenecen a los dos grupos musculares del brazo o del antebrazo, toman inserción en el cúbito.

Epífisis superior

Apófisis coronoides

  • Braquial anterior
  • Flexor superficial de los dedos
  • Pronador redondo
  • Flexor profundo de los dedos
  • Flexor largo del pulgar (inconstante).

Olécranon

  • Tríceps braquial
  • Cubital anterior
  • Ancóneo

Diáfisis  del cubito

Cara anterior

  • Flexor profundo de los dedos
  • Pronador cuadrado
  • Cara posterior
  • Ancóneo
  • Cubital posterior (inconstante)
  • Supinador corto
  • Abductor largo del pulgar
  • Extensor corto del pulgar
  • Extensor largo del pulgar
  • Extensor del índice

Cara interna

  • Flexor profundo de los dedos
  • Borde posterior
  • Ancóneo
  • Cubital posterior
  • Cubital anterior
  • Flexor profundo de los dedos

 

RADIO

El radio es un hueso largo, par y no simétrico, situado por fuera del cúbito, en la parte externa del antebrazo. Como en todos los huesos largos, el radio consta de un cuerpo y dos extremos, superior e inferior.

Cuerpo: presenta una curvatura externa generalmente poco pronunciada y otra interna de concavidad mirando al cúbito, mucho más acentuada. Tiene una forma prismática triangular, constando de tres caras y tres bordes.

Caras

a)      Cara anterior: la cara anterior es casi plana, ligeramente cóncava en su parte media. En ella se encuentra ella el conducto nutricio del radio y se insertan el músculo flexor largo del pulgar, y en su tercio inferior el pronador cuadrado.

b)      Cara posterior: la cara posterior, redondeada en su tercio superior, está cubierta por el supinador corto. En el resto de su extensión es plana o ligeramente cóncava y en ella se insertan los músculos abductor y extensor corto del pulgar.

c)       Cara externa: en la cara externa, convexa y redondeada en la parte superior se inserta el supinador corto. Su parte media es una superficie rugosa, destinada a la inserción del pronador redondo. Su parte inferior es lisa y está en relación con los tendones de los músculos radiales externos.

Bordes

a)      Borde anterior: parte de la tuberosidad bicipital, formando una cresta saliente que se suaviza al llegar a la altura del agujero nutricio confundiéndose con la cara externa del hueso.

b)      Borde posterior: es obtuso y difuminado, sobre todo en sus extremos.

c)        Borde interno: es delgado, cortante, casi siempre cóncavo como el cuerpo del hueso, y presta inserción al ligamento interóseo. En su parte inferior se bifurca, limitando en la parte correspondiente del hueso una especie de pequeña cara triangular de vértice superior que forma parte de la articulación radiocubital inferior.

Epífisis superior

En el extremo superior se observa una porción voluminosa y redondeada, llamada cabeza del radio, con forma de cilindro, En la parte superior se presenta una depresión en forma de cúpula, llamada cavidad glenoidea del radio o fosita articular que se corresponde con el cóndilo del húmero . La cabeza del radio es sostenida por una porción estrecha del hueso, el cuello del radio. Debajo del cuello, en la parte anterointerna del hueso se levanta una eminencia ovoidea, en la cual se inserta el tendón inferior del bíceps: la tuberosidad bicipital del radio.

Epífisis inferior

El extremo inferior o carpiano es la parte más voluminosa del hueso. Reviste en su conjunto la forma de una pirámide cuadrangular truncada y, por consiguiente, presenta seis caras: superior, inferior o carpiana, anterior, posterior, interna y posteroexterna.

a)      Cara superior: se confunde sin línea de demarcación claramente distinta con el cuerpo del hueso.

b)       Cara inferior: triangular, articular, y presenta una carilla articular carpiana que se divide en dos carillas para las articulaciones del semilunar y del escafoides. En la parte externa de esta superficie articular se ve una robusta apófisis llamada apófisis estiloides del radio. Está en contacto con la piel y desciende un poco más que la apófisis estiloides del cúbito. El vértice de la apófisis estiloides del radio presta inserción al ligamento lateral externo de la articulación de la muñeca. En su base se inserta el tendón del supinador largo.

c)       Cara anterior: plana en sentido transverso y cóncava en sentido vertical, está en relación con el músculo pronador cuadrado

d)      Cara posterior: en la cara posterior se observan dos canales, uno para los tendones del extensor propio del índice y del extensor común de los dedos; y un canal externo en el que se aloja el tendón del músculo extensor largo del pulgar.

e)       Cara posteroexterna: presenta dos canales tendinosos, interno y externo para los tendones del primer y segundo radiales externos y para los tendones de los músculos abductor largo del pulgar y extensor corto del pulgar, respectivamente.

f)       Cara interna: en ella se encuentra la cavidad sigmoidea del radio o escotadura cubital, para su articulación con el cúbito

Inserciones musculares

El radio presta inserción a 10 músculos:

 Cara anterior

  • Bíceps braquial
  • Supinador corto
  • Flexor superficial de los dedos
  • Flexor largo del pulgar
  • Pronador cuadrado
  • Flexor profundo (algunos haces)

Cara posterior

  • Supinador corto
  • Abductor largo del pulgar
  • Extensor corto del pulgar
  • Cara externa: supinador corto
  • Pronador redondo
  • Apófisis estiloides
  • Supinador largo

 Mano y muñeca

La mano y la muñeca están constituida por 27 huesos que se agrupan en tres áreas distintas.

huesos del carpo

huesos del metacarpo

huesos de los dedos

CARPO

El carpo está formado por ocho huesos pequeños en dos hileras transversales, una hilera superior o antebraquial y una hilera o metacarpiana.

La primera comprende cuatro huesos: el escafoides, el semilunar, el piramidal y el pisiforme.

La segunda comprende igualmente cuatro: el trapecio, el trapezoide, el grande y el hueso ganchoso.

Todos los huesos del carpo son irregularmente cuboideos y por consiguiente tienen seis caras. De estas 6 caras, dos, la anterior o palmar y la posterior o dorsal son rugosas y están en relación con la partes blandas de la región palmar y de la región dorsal. Las otras cuatro, superior o braquial, inferior o metacarpiana, externa o radial e interna o cubital, son lisas y están recubiertas de cartílago.

Escafoides: Es el hueso más voluminoso de la primera fila, que toma su nombre de su forma parecida a una barquilla o esquife. De las seis caras del escafoides, tres son articulares y las otras tres no articulares.

Caras articulares: Las tres caras articulares son: la superior, la inferior y la interna. La cara superior, o, mejor, superoexterna es sumamente convexa y se articula con el radio. La cara inferior, igualmente convexa, se articula con los dos primeros huesos de la segunda fila, el trapecio y el trapezoide. La cara interna está dividida en dos carillas secundarias por una pequeña cresta obtusa y semicircular; la carilla que está más arriba es plana y se articula con el semilunar; la carilla que está más abajo, muy excavada, se corresponde con la parte externa de la cabeza del hueso grande.

Caras no articulares: Las tres caras no articulares son la externa, la anterior y la posterior. La cara externa está formada por un grueso tubérculo, que sobresale hacia delante y afuera: es el tubérculo del escafoides, en el cual viene a insertarse el ligamento lateral externo de la articulación de la muñeca. La cara posterior o dorsal es muy estrecha y está representada por un canal rugoso que se dirige oblicuamente hacia abajo y afuera. La cara anterior o palmar, estrecha en su parte superior, se ensancha considerablemente en la inferior donde se corresponde con el tubérculo escafoideo.

El escafoides se articula con cinco huesos

  • el radio
  • el semilunar
  • el hueso grande
  • el trapezoide
  • el trapecio.

Semilunar: Llamado así porque tiene la forma de media luna con la concavidad mirando hacia abajo, el semilunar dispone de cuatro carillas articulares para con los huesos inmediatos y dos carillas no articulares.

Carillas articulares: Las cuatro carillas articulares son: una carilla superior, de forma convexa, para el radio; una carilla inferior, cóncava de delante atrás (cara semilunar), para la cabeza del hueso grande y la extremidad superior del ganchoso; una carilla externa, plana y muy pequeña, para el escafoides; y una carilla interna, plana también, pero mucho más grande, para el piramidal.

Carillas no articulares: de las dos carillas no articulares del semilunar, la anterior es convexa y la posterior plana. Ambas son rugosas, pero no se inserta en ellas ningún músculo.

El semilunar se articula con cinco huesos

  • el radio
  • el escafoides
  • el piramidal
  • el ganchoso
  • el hueso grande

Piramidal: el piramidal tiene la forma de una pirámide, cuya base mira hacia arriba y afuera. Presenta cuatro carillas articulares y dos no articulares.

Carillas articulares: las carillas articulares son: una carilla superior, convexa e irregular, en relación con el ligamento triangular de la articulación radiocubital inferior; una carilla inferior, cóncava, para el hueso ganchoso; una carilla externa, plana, para el semilunar; y una carilla anterointerna redondeada, para el pisiforme que algunas veces es plana y otras ligeramente convexa.

Carillas no articulares: las dos carillas no articulares del piramidal son la anterior y la posterior. La cara anterior o palmar es estrecha, rugosa y prolongada de arriba abajo y de fuera a dentro. La cara posterior o dorsal es muy ancha y presenta en su parte inferior e interna una cresta transversal, la cresta del piramidal, destinada a inserciones ligamentosas. La cresta del piramidal termina por dentro en el tubérculo del piramidal en el cual se inserta el fascículo posterior del ligamento lateral interno de la articulación de la muñeca. Por encima y por debajo de la cresta se observan surcos con numerosos agujeros vasculares.

El hueso piramidal se articula con cuatro huesos:

  • el cúbito
  • el pisiforme
  • el semilunar
  • el hueso ganchoso

Pisiforme: hueso alargado en sentido vertical. ligeramente aplanado de fuera a dentro y que presenta dos extremos y cuatro caras

Extremos: el extremo superior, ordinariamente el mayor de los dos, está dirigido hacia arriba y un poco hacia fuera. Esta extremidad no pasa del nivel de la carilla articular. El extremo inferior, se extiende más o menos, en forma de grueso mamelón o de eminencia piramidal, más allá del nivel inferior de la carilla articular. Este extremo sirve de inserción a fascículos ligamentosos que se insertan en parte en el hueso ganchoso y en parte en el quinto metacarpiano

Carillas: las cuatro caras del pisiforme, generalmente mal determinadas, se dividen en posterior, anterior, interna y externa. La cara posterior, en relación articular con el hueso piramidal, presenta una pequeña carilla, redondeada u oval, plana o ligeramente excavada. La cara interna, convexa y más o menos rugosa, presta inserción al ligamento lateral interno de la articulación de la muñeca. La cara externa presenta la mayoría de las veces un canal longitudinal que, muy pronunciado en la parte superior del visto por su parte hueso, se va alargando gradualmente a medida que se acerca al extremo inferior. Este canal corresponde a la arteria cubital y a la rama profunda del nervio cubital. En la cara anterior se insertan el aductor del meñique y el cubital anterior.

El pisiforme se articula únicamente con el hueso piramidal

Trapecio: el trapecio, situado entre el escafoides y el primer metacarpiano, tiene tres carillas articulares y tres carillas no articulares

Carillas articulares: las carillas articulares son: una carilla superior triangular y ligeramente cóncava, para el escafoides; una carilla inferior, cóncava en sentido transversal y convexa en sentido anteroposterior (en forma de silla de montar), para la extremidad superior del primer metacarpiano; una carilla interna, cóncava por arriba para el trapezoide, plana por abajo para la parte externa del segundo metacarpiano; una pequeña cresta obtusa, de dirección transversal, indica el límite de estas dos caras secundarias.

Carillas no articulares: la cara anterior es relativamente estrecha, sobre todo en su parte interna. En su parte externa se observa un canal profundo, destinado al paso del tendón del palmar mayor. Este canal está limitado por fuera por una fuerte apófisis lineal que se dirige oblicua mente hacia delante y adentro, llamado tubérculo del trapecio. La cara posterior es desigual, rugosa ycon números agujeros. En sus dos extremos, hay dos pequeños tubérculos destinados a inserciones ligamentosas. La cara externa es cuadrilátera y rugosa, y también presta inserción a ligamentos.

El trapecio se articula con cuatro huesos:

  • el escafoides
  • el trapezoide
  • el primer metacarpiano
  • el segundo metacarpiano.

Trapezoide: el trapezoide se encuentra situado entre cuatro huesos, el escafoides por arriba, el segundo metacarpiano por abajo, el trapecio por fuera y el hueso grande por dentro presentando por tanto cuatro carillas articulares. Además, presenta dos carillas no articulares

Carillas articulares: carilla superior de forma triangular y ligeraente cóncava para la articulación con el escafoides.; carilla inferior convexa en sentido transversal y notablemente prolongada de delante atrás para la articulación con el segundo metacarpiano; para el trapecio, dispone de la carilla externa, convexa; para el hueso grande, por último, una carilla interna irregularmente plana

Carillas no articulares: la cara anterior o palmar, correspondiente a la palma de la mano, y cara posterior o dorsal. Ambas son rugosas, siendo además la dorsal mucho más extensa que la palmar

El trapezoide se articula con cuatro huesos:

  • por arriba, con el escafoides;
  • por abajo, con el segundo metacarpiano
  • por fuera, con el trapecio
  • por dentro, con el hueso grande

Hueso grande: el hueso grande es el más voluminoso de todos los huesos del carpo. Está formado de tres porciones: una porción superior, redondeada, la cabeza; una porción inferior, muy voluminosa, el cuerpo, y otra porción media, más o menos estrecha, el cuello. También presenta carillas articulares y carillas no articulares.

Carillas articulares: en todo su perímetro se articula con los huesos inmediatos, disponiendo de las siguientes carillas: en su cara superior, una carilla articular convexa y semilunar; en su cara externa, una primera carilla, convexa, situada hacia arriba, para la concavidad del escafoides y una segunda carilla, plana y más pequeña, situada hacia abajo, para el trapezoide; en su cara interna, una extensa carilla, a la cual se añade frecuentemente otra más pequeña, para la articulación de esta cara con el hueso ganchoso; en su cara inferior, tres carillas contiguas, pero separadas por crestas generalmente muy visibles, para el segundo, el tercero y el cuarto metacarpianos; de estas tres carillas metacarpianas, la carilla media, destinada al tercer metacarpiano, es ancha y triangular, de base posterior; la carilla externa, destinada al segundo metacarpiano, es estrecha y prolongada de delante atrás; finalmente la carilla interna, destinada al cuarto metacarpiano, es muy pequeña y está limitada a la parte posterior del hueso.

Carillas no articulares: Las carillas no articulares ocupan también aquí la cara palmar y la cara dorsal del hueso. Estas dos carillas presentan por arriba un canal transversal que señala el cuello, y por debajo de este canal, una superficie rugosa en la cual existen numeroso agujeros vasculares. Por último, en la parte posterior y externa del hueso grande se encuentra la apófisis del hueso grande, que se dirige oblicuamente hacia el cuarto metacarpiano articulándose con el

El hueso grande se articula con siete huesos:

  • el escafoides
  • el semilunar
  • el trapezoide
  • el hueso ganchoso
  • los tres metacarpianos centrales

Hueso ganchoso: el hueso ganchoso es el último de la segunda fila del carpo. Mucho más ancho en su parte inferior que en la superior, se parece bastante a una pirámide, cuya base está en relación con los dos últimos metacarpianos.

Carillas articulares: estas carillas articulares ocupan toda la circunferencia del hueso. La cara inferior o base presenta dos carillas articulares yuxtapuestas, ambas cóncavas. La externa está en relación con el cuarto metacarpiano; la interna, con el quinto. Estas dos carillas juntas tienen la forma de una silla de montar. La extremidad superior o vértice ofrece la forma de un borde obtuso dirigido de delante atrás; sobre éste se sitúa el semilunar. A cada lado de este borde y ganando las caras laterales del hueso, se extienden dos carillas articulares una interna, muy oblicua, que mira hacia arriba y adentro, para el piramidal, y otra externa vertical, que mira hacia fuera, para el hueso grande.

Carillas no articulares: son las caras anterior y posterior. La cara dorsal es muy ancha, rugosa, sembrada de agujeros. De la cara anterior o palma nace una larga apófisis, la apófisis unciforme. Esta apófisis, aplanada transversalmente, se encorva a manera de gancho. De esta dos caras, la externa forma parte del canal carpiano y la interna presenta un caru que se prolonga sobre el borde inferior y por el que corre la arteria cubitopalmar. El vértice de la apófisis unciforme, redondeado y obtuso, da inserción al ligamento anterior del carpo

El hueso ganchoso se articula con cinco huesos:

  • el piramidal
  • el hueso grande
  • el semilunar
  • los dos últimos metacarpianos.

METACARPO

El metacarpo constituye el esqueleto de la región palmar y consta de cinco huesos, denominados metacarpianos numerados del uno al cinco contados desde del pulgar hacia afuera.

Los metacarpianos son huesos largos, con un cuerpo y los dos extremos, uno superior o proximal y el otro inferior o distal. El cuerpo es ligeramente curvo en el sentido longitudinal, prismático y triangular, y por consiguiente tiene tres caras y tres bordes. En la extremidad superior o carpiana, los metacarpianos muestran cinco carillas, tres articulares y dos no articulares. La extremidad inferior o digital tiene la forma de una cabeza articular, aplanada en sentido transversal. Se articula con la primera falange de los dedos.

Inserciones musculares

Primer metacarpiano:

  • abductor largo del pulgar
  • extensor corto del pulgar
  • interóseo dorsal
  • Oponente del pulgar

Segundo metacarpiano

  • Primer radial externo
  • Palmar mayor
  • Aductor del pulgar
  • Primer interóseo palmar
  • Primer interóseo dorsal

Tercer metacarpiano

  • Segundo radial externo
  • Aductor del pulgar
  • Segundo interóseo dorsal
  • Tercer interóseo dorsal

Cuarto metacarpiano

  • Segundo interóseo palmar
  • Tercer interóseo dorsal
  • Cuarto interóseo dorsal

Quinto metacarpiano

  • Cubital posterior
  • Tercer interóseo palmar
  • Oponente del meñique
  • Cuarto interóseo dorsal

DEDOS

Los dedos son los órganos esenciales de prensión y del tacto, muy móviles. Sus huesos están articulados con los metacarpianos y también se numeran del 1 a 5 comenzando por el pulgar. Están formado por tres columnitas decrecientes que se denominan falanges (primera, segunda y tercera falanges) aunque a veces reciben los nombres de falange, falangina y falangeta. El pulgar solo consta de dos falanges, faltando la segunda o falangina.

Todas la falanges tienen una estructura parecida, distinguiéndose un cuerpo y dos extremos. Son numerosos los músculos que se insertan en estas falanges:

Primera falange: en la primera falange se insertan:

  • en la del pulgar, cuatro músculos; el abductor corto del pulgar, el flexor corto del pulgar, el aductor del pulgar y el extensor corto del pulgar;
  • en la del índice, dos músculos, el primer interóseo dorsal y el primer interóseo palmar;
  • en la del medio, igualmente dos músculos. segundo y tercer interóseos dorsales;
  • en la del anular, también dos músculos, el segundo interóseo palmar y el cuarto interóseo dorsal;
  • en la del meñique, tres músculos, el tercer interóseo palmar, el flexor corto del meñique y el abductor del meñique.

Falangina: en la segunda falange se insertan:

  • en la del índice, el flexor superficial de los dedos, el extensor común y el extensor propio
  • en las del medio y del anular, el flexor común superficial y el extensor común;
  • en la del meñique, el flexor común superficial, el extensor común y el extensor propio.

Falangeta: en la falangeta toman inserción:

  • en la del pulgar, el extensor largo del pulgar, el flexor largo del pulgar y a veces el abductor corto del pulgar
  • en las del índice, medio, anular y meñique, el extensor común, los interóseos palmares y dorsales, los lumbricales y el flexor común profundo

Los huesos sesamoideos son elementos óseos de pequeño tamaño, situados por encima de los demás huesos e incluidos en ligamentos o tendones. Por regla general, se encuentran en la superficie anterior cinco de ellos, distribuidos de la forma siguiente: dos en la articulación metacarpofalángica del pulgar, uno en la interfalángica del mismo dedo y otro en cada una de las articulaciones metacarpofalángicas del segundo y quinto dedos.

Descripción de las estructuras que componen el Sistema Reproductor Femenino

La  definición del proceso respiratorio, su mecánica y regulación.

Sistema Respiratorio

Imagenes de las estructuras anatómicas del Sistema Respiratorio

La Sangre

Componentes y funciones de los elemntos formes de la sangre. Compatibilidad y tipos sanguineos.

Sistema Cardiovascular

IMAGENES DE LA ANTOMIA DEL CORAZÓN Y EL RECORRIDO DE LOS GRANDES VASOS

ANATOMÍA DEL SISTEMA CARDIOVASCULAR

 

EL CORAZÓN

 

Es un órgano que posee unas paredes musculares. Su función es la de bombear la sangre de todo el cuerpo. Está situado en el mediastino, espacio que queda entre los pulmones, el esternón, la columna vertebral y el diafragma, donde se apoya.

El corazón posee cuatro cavidades, dos aurículas (derecha e izquierda) y dos ventrículos (derecho e izquierdo).

Los ventrículos están separados por un tabique llamado septum o tabique interventricular y las aurículas están separadas por otro tabique más delgado que se llama septum interauricular o tabique interauricular.

Las aurículas están separadas de los ventrículos por unas válvulas. Entre la AD y el VD está la válvula tricúspide y entre la AI y el VI está la válvula mitral.

Tanto los tabiques como las válvulas forman unos surcos por la parte externa del corazón. El tabique interventricular forma el surco interventricular anterior y el surco interventricular posterior. El tabique interauricular forma el surco interauricular. Y las válvulas forman el surco auriculoventricular o surco coronario ya que rodea al corazón.

El corazón está orientado de forma que las aurículas quedan situadas en la parte posterior. La punta del ventrículo es el ápex, vértice o punta cardíaca, que está situado en la parte anterior dirigiéndose un poco hacia la izquierda y hacia abajo, aproximadamente en el 5º espacio intercostal. (El corazón representa una forma acostada).

La cara anterior del corazón está ocupada mayormente por el VD. La cara posterior o base del corazón está ocupada por las aurículas. La parte inferior o diafragmática se llama así porque los ventrículos reposan sobre el diafragma, sobre todo el VD.

La sangre venosa (CO2) es recogida de todo el organismo por la vena cava inferior y la vena cava superior, que desembocan en la AD.

De la AD pasa al VD por la válvula tricúspide y luego se dirige a la arteria pulmonar, que se divide en dos ramas para llevar la sangre desoxigenada a los pulmones, donde se oxigenará y saldrá por las venas pulmonares (dos en cada pulmón) hacia la AI. La sangre rica en O2 pasa de la AI al VI por la válvula mitral, y saldrá del corazón por la arteria aorta para irrigar y oxigenar todo el cuerpo, comenzando un nuevo ciclo.

Existen dos tipos de circulación sanguínea: la circulación menor que basa su recorrido entre el corazón y los pulmones y la circulación mayor que consiste en el recorrido que la sangre hace por todo el organismo.

Todos los vasos que salen del corazón son arterias y todos los que entran son venas. Todas las venas llevan sangre desoxigenada y todas las arterias llevan sangre oxigenada, excepto en el caso de las venas y arterias pulmonares que invierten su cometido.

 

 

 

 

 

 

 

 

EL MÚSCULO CARDIACO

La pared del corazón está formada por tres capas:

  1. Endocardio o capa interna: Es una fina membrana que tapiza interiormente las cavidades cardíacas.

 

  1. Miocardio o capa media: Es el músculo cardíaco. Está formado por fibras de músculo estriado con la particularidad de ser involuntario.

 

  1. Pericardio o capa externa: Es una membrana que recubre todo el corazón y que se divide en:

 

3.1.       Pericardio fibroso: Es la capa más externa y más dura. Se fija al diafragma y al esternón.

3.2.       Pericardio seroso: Es la siguiente capa hacia el interior. Está formado por el pericardio parietal  (lámina externa que da a la cavidad pericárdica) y el pericardio visceral (lámina interna que está en contacto directo con el músculo cardíaco). Entre ambas capas queda la cavidad pericárdica, en cuyo interior se aloja el líquido pericárdico cuya función es facilitar el movimiento del corazón, actuando como lubricante, disminuyendo así el rozamiento entre ambas capas.

 

 

 

 

 

 

VÁLVULA TRICÚSPIDE
VÁLVULA MITRAL
VÁLVULA AÓRTICA
VÁLVULA PULMONAR

 

 

CAVIDADES CARDIACAS

 

Cada aurícula tiene una especie de prolongación dirigida hacia delante que se conoce como orejuela de la aurícula.

 

 Las paredes de las aurículas son más finas que las de los ventrículos. En el interior se forman unos relieves que son músculos pectíneos. Se encuentran sobre todo en las orejuelas.

A la aurícula derecha (AD) desembocan la vena cava inferior y la vena cava superior.

La AD y el ventrículo derecho (VD) se comunican a través de la válvula tricúspide, que está formada por una especie de anillo fibroso dispuesto alrededor del orificio auriculoventricular (AV), al que se fijan una especie de lengüetas o pliegues del endocardio que se llaman valvas  auriculoventriculares (AV). Son 3 valvas que se abren o se cierran dejando pasar o no la sangre.

Las valvas están unidas a unas cuerdas tendinosas que por el otro lado se fijan a una columna muscular de la pared ventricular. Estos músculos se llaman músculos papilares y cuando se contraen provocan el cierre de la válvula tricúspide.

A la salida del ventrículo derecho (VD) tenemos la válvula pulmonar, que es el inicio de la arteria pulmonar. Se conoce como válvula semilunar o de nido de golondrina (= que la válvula aórtica), por la forma de sus valvas, las cuales se abren por la presión de salida de la sangre, sin ayuda de músculos papilares ni estructuras tendinosas.

A la aurícula izquierda (AI) desembocan las venas pulmonares, que llevan sangre oxigenada.

La AI y el ventrículo izquierdo (VI) se comunican a través de la válvula mitral. Tiene el mismo funcionamiento que la válvula tricúspide, aunque la mitral solo tiene dos valvas (las demás tienen tres).

El ventrículo izquierdo (VI) también dispone de músculos papilares y cuerdas tendinosas que provocan la apertura o cierre de la válvula mitral. Estas paredes son mucho más gruesas ya que deben realizar una mayor fuerza de contracción para enviar la sangre a través de la válvula aórtica, de igual funcionamiento que la válvula semilunar. La sangre se dirige a la aorta que sale del corazón por la A. Ascendente, llega al cayado aórtico donde cambia de dirección para bajar la A. Descendente.

Todos los vasos salen por la parte superior del corazón. Los ventrículos tienen forma de triángulo invertido, de manera que la sangre entra por los extremos laterales de la base, chocan con el vértice y se impulsa hacia los extremos mediales.

 

CUERDAS TENDINOSAS
MÚSCULOS PAPILARES

 

 

 

SISTEMA DE CONDUCCIÓN DEL CORAZÓN

 

 

En el corazón hay unas fibras musculares especializadas para originar y transmitir el latido cardíaco, éste sistema se conoce como sistema cardionector o sistema de conducción.

 

 

Estas fibras se encuentran en medio de las fibras musculares del miocardio. Unas se agrupan en unas formaciones redondas denominados nódulos o nodos y otras se agrupan de manera alargada.

Los nódulos son:

El nódulo sinusal: se encuentra situado en la AD. Se dice que es el marcapasos del corazón porque es donde se origina el latido cardiaco, es el que imprime al corazón el latido (unos 80 por minuto), y gracias a la existencia de unas fibras que van por la aurícula se transmite el latido a la AI y al nódulo auriculoventricular.

El nódulo auriculoventricular (AV): esta situado también en la AD, cerca de la válvula tricúspide (entre aurícula y ventrículo). Recibe el impulso del nódulo sinusal quedando sometido al ritmo impuesto por éste. Desde el  nódulo AV se transmite el latido a través de unas fibras que están a lo largo del tabique interventricular que se llaman Haz de Hiss o fascículo AV, que se ramifican por todo el espesor de los ventrículos formando lo que se llama la red de Purkinje.

Por lo general el nódulo sinusal es el que lleva el mando, es decir, no deja que los demás actúen, sin embargo cuando éste falla el mando pasa al nódulo auricular, pero éste tiene otro tipo de latido o ritmo más lento.

VENA CORONARIA DERECHA
SENO CORONARIO
VENA CORONARIA IZQUIERDA

 

AORTA ASCENDENTE

 

ARTERIA INTERVENTRICULAR ANTERIOR
ARTERIA CIRCUNFLEJA IZQUIERDA
ARTERIA CORONARIA DERECHA

 

VASCULARIZACIÓN DEL CORAZÓN

 

ARTERIAS

De la aorta ascendente salen unas ramas que son las arterias coronarias, una derecha y otra izquierda.

La arteria coronaria derecha va por el surco av derecho rodeando al corazón hacia la cara posterior.

La arteria coronaria izquierda  es más pequeña porque nada más salir de la aorta se divide en dos ramas:

  • La arteria interventricular anterior o descendente anterior, que baja por el surco interventricular anterior.
  • La arteria circunfleja izquierda que va por el surco av izquierdo. Es como una corona que da la vuelta alrededor del corazón hacia su cara posterior para unirse con la arteria coronaria derecha y luego ramificarse  e irrigar todo el corazón.

 

Cuando se obstruyen puede tener lugar un infarto de miocardio, ya que el corazón no recibe sangre oxigenada y esa carencia facilita que se necrose o muera esa parte del músculo y deje de funcionar. La gravedad dependerá de la parte que se obstruya. Otra patología menos grave es la angina de pecho, ocasionada por una obstrucción momentánea, no permanente.

VENAS

La sangre venosa se recoge por las venas que van junto con las arterias. Casi todas las venas del corazón desembocan en el seno coronario, que es una vena de unos 2-2.5 cm. situada en el surco AV en su cara posterior. Se localiza dentro de una zona denominada surco cruciforme.

El seno coronario desemboca en la AD, que es la que recoge toda la sangre desoxigenada.

PROYECCIÓN DEL CORAZÓN EN LA PARED ANTERIOR DEL TÓRAX

Se localizan cuatro puntos que, unidos, nos dan la referencia sobre su situación.

  1. 2º espacio intercostal derecho, cerca del esternón.
  2. 5º cartílago costal derecho.
  3. 2º espacio intercostal izquierdo, también cerca del esternón.
  4. 5º espacio intercostal izquierdo a nivel de la línea media clavicular. Punto que corresponde a la situación del ápex cardíaco.

 

 

Presentacion

Este blog es creado para los estudiantes de Biologia.

Los recursos son los que utilizaremos durante todo el Año